La Leyenda de San Antonio
Animales
Espectáculo-Histórico
Animaciòn fija
Espectáculos de Fuego

Eterna oscuridad...una noche sin fin. El Mal se vuelve tangible y lanza sus garras hacia los almas de los inocentes.
El único que puede desvanecer esta oscuridad es San Antonio, el Portador de Luz.
Desciende al inferno para robar el fuego de los diablos, pero resulta ser una tarea difícil.

Ficha técnica

Duración: 30 minutos, puede ser prolongado hasta 45 minutos con más artistas.

Número de artistas: 3 caballos - 4 escupefuegos /bailarines.

  • Para este espectáculo es necesario dejar objetos en el escenario. 
    • Para eso hace falta un mínimo de 20 minutos (preferiblemente 30 minutos) para el montaje y el desmontaje.
    • La arena debe medir por lo menos 20 x 50m.
    • La arena debe de tener una valla doble con unos 2 metros de distancia entra la valla interior y la valla exterior.
    • El suelo debe ser adecuado para espectáculos de caballos, es decir de hierba o de arena.
  • En la actuación “La Leyenda de San Antonio” se utilizan efectos de fuego, los cuales no causarán daños permanentes en el suelo.  Sólo puede que haya alguna mancha de quemado.
  • Para “La Leyenda de San Antonio” también se utilizan máquinas de humo, para las que hacen falta dos fuentes de alimentación, una a cada lado de la arena.
  • Durante la actuación de “La Leyenda de San Antonio” no hace falta iluminar la arena.
  • Cuando se trata de una arena ya iluminada, podría ser necesario reducir la intensidad de las luces o incluso apagarlas. 
  • En la actuación utilizamos paja. El organizador debe proporcionar 4 balas de paja seca de buena calidad.
  • En el espectáculo utilizamos leña.  Para la actuación hace falta aproximadamente medio metro cúbico de leña.
  • La actuación de “La Leyenda de San Antonio” va acompañada de música.  Por eso hacen falta una instalación de sonido con micrófono y una conexión para el ordenador portátil.

Nota: en cuanto a la actuación con fuego, es imprescindible que el organizador adquiera todos los permisos necesarios de las administraciones locales y del servicio contra incendios.

  • El organizador o el contratista se encarga de una remuneración equitativa y de la declaración a SABAM (la sociedad de gestión belga encargada de autorizar el uso por terceros de las obras musicales de autores, compositores y editores).
  • El organizador se responsabiliza plenamente de la seguridad.
  • El organizador debe cumplir con los reglamentos del servicio contra incendios y de la policía.
  • Cuando la actuación dura varios días, el organizador debe arreglar el alojamiento y la alimentación de los artistas.

Cuando el tiempo total del viaje es de “varios dias”, se aplicará un suplemento, para compensar el hecho de que los artistas no están disponibles para hacer otras actuaciones durante esos días.